Control de Legionella

La legionelosis es una enfermedad producida por una bacteria presente de manera muy ubicua en el medio ambiente, concretamente en el medio acuático. La enfermedad se manifiesta de dos formas muy diferentes, con un cuadro gripal denominado fiebre de Pontiac y con su manifestación típica de neumonía o enfermedad de los legionarios.

En nuestro país han acaecido diversos brotes comunitarios de legionelosis, con gran impacto social y mediático, que han requerido una respuesta rápida y eficaz por parte de la Administración Sanitaria así como de los establecimientos que ofrecen servicios al público en general.

Las principales causas de aparición de brotes en instalaciones hoteleras están relacionadas con zonas de estancamiento del agua donde la bacteria puede multiplicarse a niveles suficientes para producir enfermedad y por la falta de programas eficaces de mantenimiento de las instalaciones.

El programa cumple con la legislación nacional de obligado cumplimiento (Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis) y se apoya en guías tanto nacionales (Guías Técnicas para la Prevención de la Legionelosis del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Manual para la Prevención de la legionelosis en Instalaciones de Riesgo de la Comunidad de Madrid), como internacionales (“LEGIONELLA and the Prevention of Legionellosis” de la Organización Mundial de la Salud; “Legionnaries’ Disease: The control of legionella bacteria in water systems” de Health and Safety Executive).