Control de Plagas

El concepto de plaga ha evolucionado con el tiempo desde el significado tradicional donde se consideraba plaga a cualquier animal o planta que producía daños, típicamente a los cultivos. Actualmente debe situarse al mismo nivel que el concepto de enfermedad de forma que debe entenderse como plaga a una situación en la cual un animal o planta produce daños económicos, normalmente físicos, a intereses de las personas (salud, plantas cultivadas, animales domésticos, materiales o medios naturales). De la misma forma que la enfermedad no es el virus, bacteria, etc., sino la situación en la que un organismo vivo (patógeno) ocasiona alteraciones fisiológicas en otro, normalmente con síntomas visibles o daños económicos.

Este nuevo concepto permite separar la idea de plaga de la especie animal que la produce, evitando establecer clasificaciones de especies 'buenas' y 'malas', y facilitando la explicación de por qué una especie es beneficiosa en un lugar y perjudicial en otro.

Desde GSP desarrollamos un plan DDD para cada cliente haciendo un estudio previo de la localización, estructura, estado de las instalaciones, así como un estudio de los productos que se hubiesen utilizado y se utilizarán en las instalaciones.

Contamos con todo el material y maquinaria de última generación necesarios para garantizar un servicio óptimo y eficaz, con máquinas diferentes para cada tipo de servicio y/o producto.

Grupo Sanchez Pescador  cumple en todo momento con la legislación vigente en materia de control de plagas, entre las que cabe destacar la  Orden de 24 de febrero de 1993 por la que se normalizan la inscripción y funcionamiento del Registro de Establecimientos y Servicios Plaguicidas y la Orden SCO/3269/2006 de 13 de octubre, por la que se establecen las bases para la inscripción y el funcionamiento del Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas.